Búsqueda de artículos

miércoles, 23 de marzo de 2016

EL USO DE CAMELLOS Y DROMEDARIOS EN EL EJÉRCITO ROMANO


EL USO DE CAMELLOS Y DROMEDARIOS EN EL EJÉRCITO ROMANO

Texto de Federico Romero Díaz.

Si por algo se caracterizan las armas romanas es por su capacidad de adaptación a los diferentes terrenos en los que desarrollaban sus operaciones. Se ha demostrado por las huellas arqueológicas que nos han dejado y por sus propios textos que los romanos no eran muy partidarios de extender su dominio a tierras que no reunieran unas "precipitaciones mínimas". Por ejemplo su domino de África se limitó a la parte costera, mucho más verde y fértil que en la actualidad, limitándose a instalar fuertes fronterizos en las zonas donde comenzaba el desierto para controlar y cerrar el paso a las tribus nómadas que lo habitaban.

A pesar de su rechazo a ocupar terrenos áridos si que necesitaban "herramientas" adecuadas para moverse y combatir en ellas. Ahí radica la causa del uso del camello en algunas de las legiones romanas destinadas en lugares próximos a zonas desérticas



A estas unidades dotadas de dromedarios se les denominaba las "alae dromedarii". Son numerosos los ejemplos de su existencia a lo largo de la dilatada historia romana. Pasemos a narrar algunos:

El famoso general, muerto en tiempos de Nerón, Corbulón, fue el encargado de acudir en el 62 d.C. a rescatar a Peto y a sus tropas de Armenia. Esta registrado que el general utilizó una columna de dromedarios para transportar el suministro de trigo.

Para la famosa campaña de Trajano contra los partos, en el 114-116 d.C, se creó una segunda ala de camellos. Finalmente la rebelión judía obligó a las legiones de Trajano a retroceder y éste, ya mayor, y con delicada salud no pudo retomar su campaña. En el 135 d.C. la I Ulpia Dromedarium Ala, una unidad miliaria o de mil hombres, tenía su base en Siria.

En el 135 d.C una unidad conocida como Primera Dromedarium Ala estaba sirviendo en Arabia.

También se conservan documentos que demuestran la existencia de algunos camellos integrados en una cohorte auxiliar equitata que sirvió en Egipto a principios del siglo II.



Los enemigos de Roma también hicieron uso de estos animales en batalla. Un par de ejemplos:

La batalla de Carrae(53 a.C.): Surena , el general parto, había traido consigo casi un millar de camellos cargados de flechas que permitieron a los arqueros montados mantener una continua lluvia de flechas sobre los romanos de Craso que fueron masacrados.



En la Batalla de Nisibis ,en el 217 d.C. los lanceros persas sobre dromedarios unidos a la caballería pesada persa cargaron contra el frente romano que ,para defenderse, se fue retirando ordenadamente dejando el suelo cubierto de punzantes abrojos.Al ser pisados estos artefactos por las blandas pezuñas de caballos y dromedarios provocaron la caída y la muerte por aplastamiento de numerosos jinetes persas y el rompimiento del impulso de avance persa.



2 comentarios:

  1. Creo que el camello nunca se ha usado con fines militares, solo el dromedario

    ResponderEliminar
  2. La vida de la Batalla es degeracional ya que no tiene uno el arma perfecta..que piensa usted..? sin embargo los titulajes muestran que los vivos ante la muerte era má bien en los caballeros de hacerlo de lejos y no de cerca, con esto quiero decir que un dromedario o camello era un poco alto para este ímpetu sin embargo tiene razón en su seguimiento de ayuda a las extensas formas de generar un triunfo...saludos gracias por la vida !

    ResponderEliminar